Ocho cosas extrañas que ocurren mientras duermes. – Curiositatibus

Ocho cosas extrañas que ocurren mientras duermes.

Existe la creencia de que una vez que nos dormimos nuestro cuerpo se desconecta y se apaga. Nada más lejos de la realidad. Aunque nuestro cuerpo esté descansando, continúa sincronizando sus funciones y haciendo unas cosas bastante extrañas durante todo ese tiempo.

En esta entrada os comento ocho de esas cosas extrañas y curiosas que hace nuestro cuerpo mientras dormimos.

1. Repentina sensación de saltos, sacudidas y tirones.

SeSensación de saltoguro que te ha ocurrido alguna vez. Acabas dormirte y de pronto, das un salto. Se trata de algo muy común que todos experimentamos de modo frecuente.  Este fenómeno es conocido como impulso hipnótico que sucede únicamente cuando estamos durmiendo y algunas teorías afirman que el objetivo del espasmo es preparar a los miembros del cuerpo para los cambios que ocurren durante el sueño.

También existe la teoría de que el cuerpo interpreta las primeras señales de sueño como una caída y dichos espasmos  son esfuerzos mal dirigidos con la intención de mantenerte de pie. En lo que si están de acuerdo los científicos es que el fenómeno es totalmente inofensivo para la salud.

 

Photo credit: ImNotQuiteJack via Remodel Blog / CC BY-SA

2. Parálisis del sueño

Es algo que muchas personas, entre las que me incluyo, experimentan. Se produce durante la fase del sueño más profunda, la que se conoce como REM (Rapid Eye Movement, o Movimiento Rápido de los Ojos).  De repente nos damos cuenta que estamos soñando, sabemos que esa pesadilla que estamos teniendo no es real pero por más que intentamos movernos no podemos. Nuestro cuerpo está paralizado. Intentamos gritar o hablar y tampoco somos capaces de hacerlo. Es un fenómeno que puede llegar a ser muy aterrador, porque somos incapaces de reaccionar aún sabiendo que estamos soñando.

3. Hablamos en voz alta

Tiene lugar con mayor frecuencia en niños que en adultos, y en hombres que en mujeres, pero hablar durante el sueño es un acto muy común y que a todos nos ha pasado alguna vez en nuestra vida. Podemos decir en voz alta una palabra o una frase, e incluso tener una pequeña conversación. Son situaciones que luego olvidamos y por más que nos intenten recordar “lo que hemos dicho” somos incapaces de acordarnos.

4. Excitación sexual

Erección al despertarse

No es ninguna sorpresa, seguro que lo has notado en alguna ocasión. Es frecuente por ejemplo que los hombres tengan erecciones nocturnas, algo que se debe básicamente a un efecto natural y saludable, puesto que la sangre tiende a oxigenarse y acaba provocando esa súbita erección. Pero este efecto no es exclusivo sólo de los hombres. También las mujeres experimentan en ocasiones esa sensación de excitación acrecentada por algunos sueños subidos de tono. Esta excitación se debe a que es precisamente durante la noche es cuando se segregan determinadas hormonas capaces de inducirnos ese curioso estado de excitación.

5. Eres más alto

Nuestra columna se “descontráe” durante la noche y al “hidratarse” los discos que hay entre cada vértebra estos aumentan ligeramente de tamaño y nos hacen unos pocos centímetros más altos mientras dormimos.  Por la mañana los discos vuelven a contraerse en su posición original. Los ojos se mueven mientras duermes

 Photo credit: WarmSleepy via Source / CC BY

6. Movimiento rápido de los ojos.

Mientras dormimos, nos enfrentamos a cinco etapas de sueño y, como ya comentamos, el REM es la última y más activa de ellas. Una vez que completamos el ciclo REM, se comienza en la primera fase nuevamente. Esta etapa se alcanza a los 60-90 minutos de haberse domido. Durante el sueño REM y con los párpados cerrados nuestros ojos se mueven rápidamente atrás y adelante. No está claro los motivos por los que nuestro organismo realiza estos movimientos si bien se cree que se debe a la mayor estimulación neuronal que se produce en esta fase del sueño

 

7. Dormir ¡adelgaza!

Aunque todos podemos pensar que dormir es una actividad que no nos ofrece rendimiento alguno, lo cierto es que mientras dormimos nuestro cuerpo realiza muchas funciones básicas como desintoxicar y eliminar elementos nocivos y eso es esencial para depurar. Es más, “dormir mal” puede tener justo el efecto contrario por culpa de la ghrelina que es una hormona que generamos cuando dormimos poco y hace que tengamos más apetito.

8. Se segregan las hormonas de crecimiento en los niños.

Los niños necesitan dormir para crecer, es imprescindible para que la hormona del crecimiento humano o HGH se libere y permita a los músculos y huesos crecer. También ayuda a los adultos ya que permite que losmúsculos, huesos y otros tejidos a regenerarse.

Fuente: Mejor con Salud

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies